• WITPM Admin

Cloud, Agile y DevOps: ¿Cuándo debes aplicar las tendencias más populares en tu proyecto IT?

Si tu respuesta a la pregunta del título de esta entrada ha sido “siempre”, deja que te haga dos preguntas más:

  • ¿Los entregables de tu proyecto pueden ser construidos y evaluados en porciones o de forma incremental?

  • ¿El grupo de Operaciones y el grupo de Desarrollo de Aplicaciones están en condiciones de colaborar de forma estrecha bajo el paraguas de una autoridad única para realizar subidas a Producción frecuentes y automatizadas de los entregables de tu proyecto?

Si ahora tu respuesta ha sido “no siempre”, puede que Agile o DevOps no sea lo que más le convenga a tu proyecto IT.



El cloud computing, las formas de trabajo ágiles y DevOps son las tres tendencias dominantes que hoy en día están transformando la forma de trabajar en los departamentos de IT.


La combinación de las tres tendencias se emplea para dar una respuesta conveniente al surgimiento de un nuevo tipo de proyectos, llamados proyectos de alta incertidumbre, que se encuentran vinculados a la transformación digital de las organizaciones y suponen un cambio disruptivo en las condiciones de ejecución de un proyecto IT.


En este tipo de proyectos, los gestores de proyectos IT y los equipos técnicos se enfrentan a situaciones y problemas nuevos, sin precedentes en la departamento de IT y sin un histórico de experiencias previas en el que apoyarse. Las características más destacadas de los proyectos de alta incertidumbre son las siguientes:

  • No se conocen todos los requisitos y el objetivo final es difuso o ambiguo. Esto implica que se esperan muchos cambios y giros en el transcurso del proyecto.

  • La dificultad técnica es elevada, lo que requiere la participación de perfiles técnicos senior con una formación amplia y polivalente.

  • A pesar de las dificultades, se espera ofrecer valor al cliente en el menor tiempo posible.

Si tu departamento de IT todavía no desarrolla este tipo de proyectos, entonces las aproximaciones más clásicas, como contar con servidores en propiedad alojados en un centro de datos, desarrollos waterfall o una jerarquía organizativa que separa Operaciones y Desarrollo en unidades independientes, siguen siendo válidas.


Sin embargo, si te encuentras inmerso en la transformación digital de tu empresa y en el diseño de productos digitales, es importante que empieces a conocer y adoptar las nuevas tendencias emergentes porque te ayudarán a satisfacer mejor las exigentes condiciones de los proyectos de alta incertidumbre.


Transformación digital: conjunto de cambios necesarios para que una empresa adquiera la capacidad de diseñar, producir y vender productos digitales.


Producto digital: conjunto de beneficios que se incorporan a un producto y que se obtienen a partir de la recolección, almacenamiento, procesamiento y envío de datos, los cuales presentan algún interés para el usuario. Un ejemplo podría ser la geolocalización de nuestro coche si no recordamos dónde lo hemos aparcado. Al incorporar esta funcionalidad, el coche pasa a ser un producto digital.


El curso oficial WITPM repasa las tres tendencias mencionadas (Cloud, Agile y DevOps) y proporciona criterios sobre cuándo y cómo aplicarlas, de forma que la ejecución y gestión de los proyectos IT resulten claramente beneficiadas, proporcionando al gestor de proyectos y el equipo técnico herramientas para tomar las mejores decisiones.